Correr para Perder Peso: ¿Por qué debería comenzar?

En la actualidad una de las actividades físicas más practicada lo representa correr. Se puede decir que es la actividad deportiva de moda. Es tal el grado de importancia que ha adquirido el correr que en los estados unidos más de 60 millones personas la practican con regularidad. Sorprendentes estadísticas, pero la tendencia no es exclusiva de los estadounidenses. Es similar el efecto que se puede observar en las diferentes sociedades iberoamericanas. Quizás la popularidad de esta disciplina se debe al hecho de que puedes Correr Para Perder Peso, quienes tengan unas libritas de más. Pero también por quienes desean obtener un buen estado físico.

Vale la pena aclarar que dentro de las personas que corren, existen diferentes tipos de estilos. Es decir una clasificación entre los corredores de acuerdo al objetivo que persigan o los beneficios que aporta determinados estilos para correr. Entre los estilos más se destacan las siguientes:

Corredor Estándar: es el más popular también llamado corredor normal. Su estilo es moderado en términos de distancias  unos 10 kilómetros por semana a tu ritmo natural de velocidad.

Corredor Largo: siguiendo tú ritmo natural de pasos en una distancia recorrida promedio para una semana de 15 a 20 kilómetros. Te ayudara a mejorar tu condición física y la resistencia.

Corredor de Intervalos: son carreras cortas de gran intensidad repetidas varias veces en un corto periodo de tiempo. En las cuales se reduce el ritmo entre los intervalos pero no debes detenerte. Por ejemplo 5 repeticiones de 1 kilometro, corriendo de manera ligera entre cada intervalo. Con este estilo conseguirás potencia y velocidad.

Corredores de Colina: es un estilo similar a las carreras de intervalos, pero subiendo inclinaciones o colinas. Una rutina consistiría en 10 repeticiones de 1 minuto subiendo la colina o inclinación. Lograras potencia y velocidad, al tiempo mejorar la etamina. Es decir la capacidad de aguante ante el cansancio o fatiga.

Corredores Progresivos: este estilo de carrera consiste en iniciar a un ritmo suave y terminar a un ritmo rápido. Adquiriendo de esta manera resistencia, velocidad y la reducción de los niveles de fatiga. Una rutina pudiera ser 8 kilómetros a tu ritmo normal de pasos, luego 2 kilómetros a un ritmo más rápido.

¿Por qué Correr para Perder Peso? Es la más efectiva de las Actividades Físicas

Mujer Corriendo. Correr para Perder Peso: ¿Por qué debería comenzar?

Para reducir de peso se necesita quemar más calorías que las que consumes, y los ejercicios te ayuda a conseguirlo.  Correr es una excelente opción, ya que quemas más calorías que cuando realizas cualquier otro entrenamiento físico. Debido a que requiere el trabajo duro de muchos músculos.

De acuerdo a investigaciones las cuales demuestran que correr puedes quemar más calorías que con otras actividades. Por ejemplo si corres 1.5 kilómetros pierdes unas 30 calorías más que si realizas una rutina por la misma distancia en una caminadora. Puede que la diferencia de 30 calorías no sea mucho, pero si corres unos 6 kilómetros sería una pérdida de 300 calorías.

Por lo tanto correr es excelente manera de perder peso por medio de una actividad física. Por el hecho de ayudarte a quemar más calorías que otras actividades.

Los corredores de Alta Intensidad queman más calorías

Realizar alguna actividad física puede ayudarte a perder peso, pero son pocos los tipos de ejercicios en los que continúas quemando calorías aun después de haber finalizado tu entrenamiento. Este es el caso de los Corredores de Colinas y los Corredores de Intervalos pueden continuar quemando calorías incluso 48 horas después de haber finalizado la rutina de entrenamiento. Estudios han demostrado que alrededor de un 20% de calorías pueden ser quemadas aun después de terminar la práctica de la actividad física. Es decir que si pierdes unas 500 calorías en la rutina de entrenamiento, en los 2 días posteriores estarías perdiendo unas 100 calorías extras.

Correr para Perder Peso: reduce el apetito y a comer menos

Muchas personas reducen la ingesta de calorías para tratar de comer menos. En cambio otros varían su alimentación. Desafortunadamente esas estrategias en ciertas personas le producen un incremento en los niveles de apetito y convierte el proceso de pérdida de peso en un verdadero reto.

En el caso de los corredores de alta intensidad logran reducir sus índices de apetito después de sus jornadas de entrenamientos. Esto se debe a que en la realización de esta actividad física es tal grado de intensidad que llega a controla las hormonas que regulan el apetito. Al tiempo promueve la producción de aquellas hormonas que tienen influencia en el nivel de saciedad.

En caso que consideres que ser un corredor de alta intensidad no va con tus necesidades y requerimientos. Debido a que son actividades de alto impacto. Pues tienes otras opciones de menor impacto como Caminar. Para conocer más en relación a esta actividad física accede a la publicación de cómo Quemar Calorías Caminando.

Correr para Perder Peso: Quema Grasa Abdominal

La grasa abdominal no es nada saludable, ya que incrementa el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, diabetes tipo 2, entre otras condiciones de salud. La realización de ejercicios aeróbicos como correr reduce la grasa abdominal. Sin la necesidad de cambiar los hábitos alimenticios. Los entrenamientos pueden ser de moderados a intensos, para pretender lograr el objetivo.

Otros de los Beneficios de Correr

Existen diferentes ventajas asociadas a la práctica de esta actividad física entre las que se destacan.

Prevención de Enfermedades Cardiacas. Correr al menos 5 a 10 minutos al día a una baja velocidad, puede llegar a reducir en un 45% el riesgo de padecer enfermedades del corazón.

Presión Arterial. Correr ayuda a incrementar la sensibilidad a la insulina a través de las células de los músculos. Logrando de esta manera remover los niveles de azúcar acumulada en el organismo.

También ayuda en la prevención de caídas que normalmente sufren las personas mayores. Ya que mejora la respuesta de los músculos de las piernas. Además reduce el riesgo de daños en las rodillas, a pesar de que pudieras pensar totalmente lo contrario. Las evidencias sustentan que esta actividad física mejora la salud de las rodillas. En el caso de los dolores en las rodillas también se ven reducidos, gracias a esta práctica, además de reducir el riesgo de padecer artritis.

En definitiva correr para perder peso es una actividad perfectamente recomendada. Debido a que por medio de ella se puede lograr un buen estado de salud y excelente forma física. Asimismo tienes la opción de seleccionar el estilo de correr que mayor se adapte a tus necesidades y objetivos. Y si combinas la práctica de esta actividad con una alimentación balanceada los resultados serán buenos y perdurables en el tiempo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *